Hair, hair cuts, hair stiles and washing the hair/ Cabello, cortes de cabello, peinados y lavar el pelo

Hello again, Vacation time is keeping me busy!!!…

This time I would like to share something I came across, along with what I do at home with my kids, You might find this useful or it might be nothing but I think is worth knowing. Hopefully if you are reading this and have more resources to share you can add it in the comments, I live in Massachusetts and my resources are from here, but maybe somebody else can add something from another place, another country and this can be more helpful… Thank you from me and my two little ones!!!

There is nothing my son dislikes the most than getting a hair cut, I mean, do you blame him?
The constant noise of the clipper, the vibration on his head, close to his ears, the hair falling on his face and he needs to stay calm of he could get hurt. In other words, it feels like “Hair cut time = torture time” (for all: him, me, dad, sister and if is not on us, the person cutting his hair and everybody in the salon at the time).

Although, in the good side I have to say that G has a better time when getting a hair cut, of course she only gets the scissors, but hey! Of my kids, one out of two is ok with the hair cut, I take that win!!!

After a few very stressful visits to get E’s hair cut my husband and I decided to try doing it at home, in an environment he feels comfortable, while mommy is holding him and talking to him, daddy does it as carefully as possible, big sister gives moral support and he can scream as much as he needs to, we are all used to his noises. G in the other hand, is ok with the haircuts but she used to have a hard time every time I wanted to do her hair. You see, growing up my mom, aunts and grandma always like styling my hair, so my hair was always on a pony-tale, on a braid (or more), or any other style they will see and would like to try on me and I like it, I enjoyed having my hair looking “pretty” (in my own definition) as well as having accessories in it, (now in my mom days I do a fast bun and I am good to go). Soooooo yeah I enjoy doing my daughter’s hair, but I don’t push too much, I learned when I started doing her hair that it finally required her so be standing still, how sensitive she is about her hair, so I made part of her routine the moment in the morning when I brush her hair, then little by little i started adding a bow or a hair clip and I started moving up to more elaborated things and now she loves it, she likes deciding what color her bow will be and if I did something she doesn’t like, I respect how she feels and do something simple like just put a headband and she feels ok. She loves her hair accessories and enjoys putting things like hats (when she wears a hat she invites her brother, E usually doesn’t keep it on for too long but G keeps trying all day to put it back on) , hair bows and off course her princess tiara.

Now, both my kids seriously DON’T enjoy getting their hair wash, its like I’m torturing them, as soon as the water gets to their hair they both get very upset, with G for example I just need to tell her what she can do to avoid the water getting to her face and I make it a game so she doesn’t get as anxious but with E I’m still lost, I haven’t figure out what to do to wash his hair in a way that he will be fine. There is nothing I can say, and he pushes me away so all I can do is do it as fast as I can and be ok with the screaming, the crying and getting all the splash, this definitely proves me how what works for one kid doesn’t work for the other.

Here are some places that you can go to if you live in Massachusetts, I personally have tried Snip-its (they have the 1st hair cut package that I loved and did for both my kids) and the people was nice, they really do know how to work with the kids.

I also have used Supercuts, I always went very early in the morning (at opening time) so we will be the only ones there if possible so no other customers would be disturbed; I got there and told the person -“my child is autistic so he/she (depending whom I was bringing) is going to have a very hard time so I need somebody that would have the patience to cut the hair while the kid is not very cooperative, turned out, there was always somebody who was patience enough to take any of my children and still smile at them, it also counts that I really don’t care if I end up head to toe full on hair as long as my child is sitting on my lap for more comfort.


¡Hola otra vez, el tiempo de vacaciones me ha mantenido realmente ocupada! …

Esta vez me gustaría compartir algo que encontré, junto con lo que hago en casa con mis hijos. Puede que le resulte útil o puede que no. Aun así creo que vale la pena saber, si está leyendo esto, tiene más recursos para compartir y puedes agregarlos por favor ponlos en la sección de comentarios, yo vivo en Massachusetts y mis recursos son de aquí, pero tal vez alguien más puede agregar algo de otro lugar, de otro país y esto puede ser más útil. …

¡Gracias de mi parte y de mis dos pequeños!

No hay nada que a mi hijo le desagrade más que cortarse el pelo, quiero decir, ¿lo culpas? El ruido constante de la rasuradora, la vibración en su cabeza, cerca de sus orejas, el cabello cayendo sobre su rostro y por si eso fuera poco, necesita mantener la calma para evitar lastimarse. En otras palabras, se siente como si fuera “Tiempo de corte de cabello = tiempo de tortura” (para todos: él, yo, papá, hermana y si estamos en el salón, la persona cortándole el pelo y todos los que estén ahí en ese momento).

Aunque, en el lado bueno, tengo que decir que G la pasa un poco mejor cuando es tiempo para un corte de pelo, por supuesto, ella solo recibe las tijeras, pero ¡oye! ¡De mis hijos, uno está bien con el corte de pelo, me llevo esa victoria!

Después de algunas visitas muy estresantes para que E se cortara el pelo, mi esposo y yo decidimos intentar hacerlo en casa, en un ambiente en el que él se siente cómodo, mientras mamá lo abraza y habla con él, papá le corta el cabello con la mayor atención posible, su hermana mayor le da apoyo moral y el puede gritar tanto como lo necesite, todos estamos acostumbrados a sus gritos. G, por otro lado, está bien con los cortes de pelo, pero solía tener dificultades cada vez que quería peinarla. Verás, desde niña a mi madre, mis tías y mi abuela siempre les gustó peinarme, así que mi pelo siempre estaba en una coleta, en una trenza (o más), o en cualquier otro estilo que vieran y quisieran probar en mí y a mi siempre me gustó, disfruté de que mi cabello luciera “bonito” (en mi propia definición) y de tener accesorios en él (ahora, en mi etapa de mamá simplemente me hago un molote rápido y estoy lista para salir). Así queeeee, me gusta arreglar el cabello de mi hija, pero no la obligo, cuando comencé a hacer su cabello y ella necesitaba estar parada sin moverse mucho, aprendí cuán sensible es sobre su cabello, así que hice parte de su rutina diaria el momento de hacer algo con su cabello, empece por cepillarlo, luego poco a poco empecé a agregar un lazo o una pinza de pelo y de ahi comencé a pasar a cosas más elaboradas y ahora ella lo ama, le gusta decidir de qué color será su moño y si hice algo que no le gusta, respeto cómo se siente y hago algo simple como poner una diadema y ella se siente bien. Debo decir que G realmente adora sus accesorios para el cabello y le gusta poner cosas como sombreros (cuando usa un sombrero, invita a su hermano, E por lo general no lo mantiene por mucho tiempo, pero G sigue intentando todo el día para ponérselo de nuevo), moños y por supuesto su tiara de princesa.

Ahora, mis dos hijos en serio NO disfrutan de lavarse el cabello, es como si los estuviese torturando, tan pronto como el agua llega al pelo, ambos se ponen muy molestos, con G, por ejemplo, solo tengo que decirle lo que ella puedo hacer para evitar que el agua llegue a su cara y lo hago un juego para que no se ponga tan ansiosa, pero con E todavía estoy perdido, no he descubierto qué hacer para lavar su cabello de manera que él estará bien. No hay nada que pueda decir, y él me aleja, así que todo lo que puedo hacer es hacerlo lo más rápido que puedo y estar bien con los gritos, el llanto y recibir toda la salpicadura, esto definitivamente me demuestra cómo funciona para un niño no funciona para el otro.

Aquí hay algunos lugares a los que puede ir si vive en Massachusetts, personalmente he probado Snip-its (ellos tienen el un paquete para el primer corte de cabello que me encantó y lo hice para mis hijos ) el personal fue amable, y debo decir que realmente saben cómo trabajar con los niños.

También he usado Supercuts, las veces que estuve ahi, fui temprano en la mañana (a la hora de apertura), para tratar de que nosotros fuésemos los únicos clientes ahí para no molesten a otros clientes; cuando llegaba le decía a la persona atendiéndome : “mi hijo es autista, así que él / ella (dependiendo de a quién necesitara el corte) va a tener un momento muy difícil, así que necesito a alguien que tenga la paciencia para cortarle el pelo mientras El niño no coopera; resultó que siempre hubo alguien que tenía la paciencia suficiente para cortarles el cabello y aún sonreírles, ademas también cuenta que realmente no me importa si termino llena de pelo de pies a cabeza siempre y cuando mi niño pueda estar sentado en mi regazo para mas tranquilidad para el (definitivamente el mas difícil cuando se trata del cabello es E).

Categories My stories

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close